Español para el alumnado arabófono

Fonética, fonología y ortografía

La lengua árabe consta de veintiocho consonantes y tres vocales, por lo cual es de esperar que a nivel consonántico no se planteen muchos problemas de adquisición. Por otro lado, el hecho de que el árabe estándar disponga de solo tres vocales hace que la adquisición del sistema vocálico sea más difícil. Sin embargo, en los dialectos árabes suele haber más vocales.

Aunque el árabe tiene veintiocho consonantes, no todas las consonantes de la lengua española forman parte del sistema consonántico árabe. Aparte de la inexistencia del sonido interdental (zeta), como en muchas lenguas, en el árabe tampoco existe la distinción entre consonantes sordas y sonoras. Por lo tanto, no existe una realización distinta que sea fonológicamente significativa en cuanto a los fonemas españoles /b/ y /p/. La misma tendencia se observa entre la /t/ y /d/ y entre la /g/ y /k/, aunque también hay variación dialectal al respecto. En los dialectos que están contacto con el persa, puede que se de la distinción fonemática entre /b/ y /p/. Este fenómeno no es exclusivo al alumnado arabófono, sino también plantea mayores problemas para el alumnado sinófono.

Asimismo, la realización de la vibrante alveolar /r/ puede plantear problemas de adquisición, aunque en árabe se da tanto la vibrante alveolar múltiple como la simple. El problema se debe al hecho de que la /r/ en posición inicial, al contrario del español, no se produce como vibrante alveolar múltiple, sino como vibrante alveolar simple. En cuanto la ortografía, se señala que en posición media, la “rr” en palabras españolas el alumno arabófono suele reducirla a una sola “r”. Esto se debe a que en árabe esta representación es más frecuente, y, además, la “rr” se presenta con un signo y no como grafema duplicada para indicar que es una letra geminada. Por último, cabe señalar que en el norte de Iraq la realización de /r/ es uvular y que para aquellos alumnos es más difícil adquirir la vibrante alveolar, igual que los franceses y los alemanes.

Con respecto al sistema vocálico, el árabe consta de las vocales /a/, /i/ y /u/ y sus respectivas variantes largas. Algunos dialectos del Oriente Medio tienen incluso vocales ultralargas, lo cual puede hacer que el alumno realice las vocales españolas de forma sumamente larga. Debido a la inexistencia de /o/ y /e/, los aprendientes arabófonos suelen confundir la /e/ con la /i/ y la /o/ con la /u/. En un etapa más tarde de adquisición, en el que el aprendiente es consciente de la existencia de los sonidos /o/ y /e/, sigue difícil discriminar entre los respectivos fonemas, tanto en la pronunciación como en la ortografía. Además existe la tendencia de homogeneizar las vocales de una palabra, como volontad y diniro en vez de voluntad y dinero.

Como ya se decía en el apartado anterior, las palabras en árabe suelen ser trilíteras, por lo cual surge la tendencia de limitar las palabras a tres sílabas en otros idiomas. En general, se observa que todas las interferencias fonológicas de la lengua árabe sobre todo son perceptibles al profesor en la lengua escrita y no tanto en la lengua hablada. El hecho de que los árabofonos, en general, hablan con bastante fluidez, probablemente hace que las realizaciones erróneas de las vocales o la falta de sílabas, le llamen menos la atención al profesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *